Volando a Corea del Sur por 4ª vez

Air France, no gracias

El viernes iba de camino al aeropuerto para empezar mi cuarto viaje a la capital coreana de Seúl. Aunque en esta solo me estaré un par de días. En seguida voy a bajar al sur, a Jinju para quedarme en principio una semana y luego acabaré en la ciudad de Daejeon.

El viaje no podía comenzar peor. Llego a la zona de check in para dejar dejar mi maleta y aunque ya había hecho el check in por internet me dicen que tengo que hacer cola en la máquina de auto check in para sacar la etiqueta de la maleta.
A las 9:25 cierran la posibilidad de dejar maletas y llega mi turno a eso de las 9:00, tras 15 minutos de espera. Al poner los datos y escanear mi pasaporte me dice que no es posible imprimir la etiqueta, que vaya al mostrador.

Me dirijo rápidamente a la mujer que gestiona la cola y le explico lo que ha pasado. Me deja acceder a los mostradores. Después de esperar unos 10 minutos le digo a una de las personas que soy del vuelo a París y me dejan avanzar para poder llegar a tiempo. La transacción de imprimir la etiqueta dura 3 minutos.

Apresuradamente intento cruzar al control de seguridad aunque la velocidad no depende de mi. Llego a mi puerta donde ya están embarcando. Finalmente me siento en mi asiento y respiro aliviado.

Debía aterrizar en París a las 12:05, el embarque para el vuelo a Seúl empieza a las 12:15. Salgo a buen ritmo del avión y me dirijo rapidamente a las pantallas para comprobar mi puerta. A paso ligero cruzo pasillos, subo escaleras y valido mi pasaporte en un control de inmigración de autoservicio.
Cuando llego a mi puerta la cola ya está en marcha. Finalmente encuentro mi asiento y me armo de paciencia para las 10 horas que me esperan.

¿Dónde está mi maleta?

Estoy Seúl, cansado del palizón. Extraño pues te pasas diez horas sentado, pero el no poder dormir bien te destroza. Además la comida no era muy buena y necesito una ducha. Al conectarme al wifi del aeropuerto mientras accedo al control de inmigración recibo un email de Air France notificandonme que han encontrado mi maleta y que está de camino a Seúl.
Confundido, me empiezo a temer lo peor… mi maleta no saldrá por la cina.

Una vez atravesado el control de inmigración, muy rápido y eficaz. Mis temores se cumplen al ver que mi maleta no sale. Así que me voy al mostrador. Allí, ya impreso, tienen 2 hojas A4 con todas las maletas que no han llegado a tiempo. Efectivamente mi nombre está en la lista. Soy algo pesimista así que no puedo evitar pensar cuándo tendré acceso a mi maleta. En la cola, la mujer delante mío recibe la mala noticia que su maleta tardará 2 días en llegar. Oh no… No tengo ropa más de la que llevo puesta.

El hombre del mostrador me da una alegría al decirme que mi maleta está ya en el aire y llega hoy mismo a Seúl (15:00). ¡Victoria! Les doy la dirección del hotel y me dicen que la harán llegar esta media noche. Un rollo pero podía haber sido mucho peor.

Cojo el tren a Seúl y voy al hotel. Son las 9AM y se que el check in es a las 15:00 pero quien sabe, igual tengo suerte.

Desgraciadamente no tienen habitación para mi aún así que dejo la mochila en recepción y me voy a casa de mi amigo Minki. Después de descansar pedimos comida a domicilio y vuelvo a mi hotel. Necesito ducha y algo de sueño. Aunque haré lo posible para aguantar hasta la noche.

Parece ser que hay un festival de lámparas en la avenida donde tengo el hotel. En breve salgo con la cámara a ver que encuentro. Mientras tanto iré pensando que voy a cenar 🤤

Deja un comentario

*
*