Vistas desde la nueva oficina

Ahora trabajo en el centro de Barcelona. Coches, ruido, turistas, polución… Lo que uno puede esperar de esta zona. La buena noticia es que puedo ir caminando al trabajo, lo que es fantástico.

Hace unas semanas que cambiamos de oficina.. Imagínate dos compañeros y yo ir un domingo por la tarde en coche a la vieja oficina para cargar todas las pantallas, papeles y cachivaches para luego traerlo a la nueva. Era una oficina muy pequeña y aún así empezaron a salir mil trastos. Por suerte lo pudimos cargar todo.

¿Cómo elegir tu asiento en la nueva oficina?

Llegamos los chicos al nuevo puesto de mando. Era hora de elegir el asiento. Las chicas, que no vinieron a descargar, se quedaron sin opción de elegir 😉

A modo de enfrentamiento en el viejo oeste los tres pistoleros nos quedamos mirando esperando que alguien hiciera el paso en falso. Yo, como fan de “la moneda”, propuse hacerlo a cara o cruz. Por suerte no tuvimos que llegar tan lejos, negociación y engaño fueron suficientes para poder quedarme con el asiento que quería. Uno cerca de la ventana y con vistas al resto de la oficina (no me gusta tener gente detrás mirando como trabajo).

Ahora tenemos una oficina para 30 personas ocupada por 6. Poco a poco el jefe está poniendo orden (servicio de limpieza, electrodomésticos, sillas, utensilios…). Es sencillo si tienes a una persona que se encarga de estas cosas. Cuando las tiene que hacer el jefe, que además tiene que ser jefe, no es tan rápido.

De momento, muy contento con el cambio.

nueva oficina centro barcelona-2

nueva oficina centro barcelona

17 comentarios

Deja un comentario

*
*