Pasteles y Helados en Copenhague

Esta es una de esas historias que te hacen recordar lo buenos que son estos viajes.

Después de comer en Copenhague fuimos a tomar un helado. Bueno, fueron pasteles y café helado 😉

Entramos en una heladería de lo más acogedora.

Fuera, en la entrada, una barra para comprar helados sin tener que entrar dentro. Y en el local una decoración antigua muy bien lograda.

Nos presentaron al dueño, quien nos contó algo de historia sobre la pastelería.

Lo más curioso fue cuando dije “Me gustaría hacer una fotografía con alguien comprando en la barra“.

Dicho y hecho, nuestro guía, le pidió la madre de un niño si le importaría posar para la foto. Como había dicho, en la barra, pidiendo un helado. Que además, esa barra, tenía un peldaño para niños.

Mientras todos me miraban yo hice las fotografías, me sentí como un profesional 😀

Hay Copenhague… más historias pronto 😉

13 comentarios

Deja un comentario

*
*