Midtown Manhattan de noche – Nueva York

La zona de Midtown en la isla de Manhattan es una locura. Es el centro y como puedes imaginarte está lleno de gente, es ruidoso y hay tanta luz que parece que sea de día, todo el día.

Cuando mi jefe me dio a elegir entre un par de hoteles me decanté por este, por estar en esta zona. Aún con las pegas de ser un bullicio de acción, el poder acceder a pie valió la pena.

De los varios días que cené por esta zona, un par de cosas que probé fue (como no) la pizza pepperoni y comida coreana en Korean Town.

¿Estando en Nueva York puedes equivocarte con pizza?

No me la iba a jugar. Desde el hotel busqué por internet los mejores sitios para comer pizza en Midtown. Resulta que La Suprema, al lado del Madison Square Garden, es uno de los sitios con mejores opiniones. Dicho y hecho guardé la dirección en Google Maps y puse rumbo al restaurante.

Llegué y, como era de esperar, había cola. Esta se movía rápido, tan rápido que casi no me dió tiempo a pensar que pizza quería. Sabía, antes incluso de salir de Barcelona, que debía re-encontrarme con mi viejo amor de pepperoni. Lo que no sabía era si elegir otro tipo. Había opciones bastante raras, en ese momento entré en pánico con el dependiente preguntando si quería algo más y la larga cola detrás de mí dije: que sean dos de pepperoni, por favor. (en inglés, aunque no dudo que me hubieran entendido en castellano).

¿Para beber? Un Sprite. Me senté y disfruté de una buena pizza. No me considero experto en pizzas pero he probado bastantes y en bastantes sitios. He decir que estaba buena pero no tan buena como para decir: esto solo se puede comer en Nueva York. Destacaría especialmente la salsa de tomate, probablemente casera, creo que ese fue el punto fuerte.

Visitando Korean Town

Después de haber ido a Corea del Sur y haber probado su pollo frito tenía ganas de repetir sensaciones. Desde el hotel busqué por internet sitios de pollo frito en la zona coreana. Acabé en un sitio, que aunque el precio era más que correcto, el sabor era mediocre. No era lo que me esperaba, o al menos no como lo probé en Corea.

Quise darle una segunda oportunidad a esta zona, se lo merecía. Esta vez dejé el internet de lado, decidí hacerlo a la antigua usanza, a la aventura. Caminé un rato y finalmente me decidí por algo que quizás no es 100% coreano, pero que los coreanos también hacen muy bien. Me refiero al plato japonés de cerdo/pollo empanado con arroz y curry. Una delicia que me enamoró en mis viajes a Japón, que volví a probar en Corea del Sur y que recuperé, esta vez, en Nueva York.

Esto sí fue un acierto, lo disfruté mucho y a un precio ridículo por estar en Nueva York.

Conclusión

Es mi segunda visita a esta zona de Manhattan y la impresión no ha cambiado. No creo que viviendo en Nueva York fuera nunca por ahí si no tuviera algún motivo muy claro (ir de concierto, por ejemplo).

Como turista hay que visitarlo, por supuesto. Para experimentar ese caos de neones, gente y bocinas. Te dejo un corto video y fotografías para que puedas visitarlo sin salir de casa.

Feliz lunes.

13 comentarios

Deja un comentario

*
*