Mi equipo fotográfico de viaje

Si me sigues desde hace tiempo sabrás que he pasado por fases. Fases sobre que equipo fotográfico cargar cuando viajo.

Al principio, en mi primer gran viaje a Japón, traje conmigo la Nikon D40 con los objetivos 18-55mm y 55-200mm. Era la única cámara y objetivos que tenía así que no había mucha opción. Fue genial porque creo que me hizo aprender un montón. Y bueno, les saqué muchísimo provecho.

Más adelante, cuando me compré la Nikon D90 me atreví a llevar dos cámaras de viaje. Fui a Londres y París cargado con dos cuerpos para no tener que ir cambiando de objetivo. En ese momento parecía una buena idea. Ahora, mirando atrás, no lo fue tanto. No hacía falta cargar con tanto peso.

Más adelante, en otros viajes como Copenhague, opté por llevar tan solo un cuerpo y dos objetivos (Sigma 10-20 y Nikkor 50mm). Algo bastante más sensato, la verdad.

Cuando me compré el genial 24-70 f2.8 pensaba que esa era la solución a todos mis problemas. Lo usé en Budapest y no hay duda que es un objetivo versátil, con buena apertura y mucha velocidad. Aunque siendo realistas, pesa como un muerto.

Desde ese momento empecé a interesarme cada vez más por otro tipo de fotografía, Street Photography. No más fotografías de estudio, bodegones, paisajes y cosas por el estilo. Con la excusa del viaje a Nueva York me compré la Fuji X100.

La mejor compra fotográfica que he hecho hasta la fecha. Una cámara compacta y discreta, que no pesa nada y que captura con grandísima calidad. Para lo que yo quiero hacer, para el tipo de fotografías que quiero inmortalizar, es casi perfecta.

Desde entonces no he usado otra cosa. Ahora solo cargo con una pequeña bolsa con sus tres baterías y las tarjetas de memória. Esto mismo fue lo que llevé a Cerdeña y en mi exilio a Alemania.

¿Cuál es tu equipo fotográfico actual de viaje?

17 comentarios

Deja un comentario

*
*