Londres: ¿Comer fuera o en la oficina?

Durante mi corta estancia en Londres pude ver diferentes comportamientos en lo que a comer en la oficina se refiere. Sin tener vasta experiencia quiero contarte algunas diferencias que descubrí con relación a Barcelona.

En Barcelona, en mi anterior trabajo, todos comían en la oficina el 80% de las veces (ya fuera trayendo comida de casa o comprando algo en el supermercado). Lo peor de todo es que comían delante del ordenador, casi sin hacer pausa. Sinceramente no se como podían aguantar tanto rato delante de la pantalla, es imposible trabajar igual de bien con este ritmo.

En Londres había diferentes casos:

  • Comer/Comprar fuera: algunos de los compañeros iban casi siempre a comer fuera, ya fuera a restaurante o a comprar algo. Quizás más lo segundo, los sandwiches parecen ser una religión. El supermercado al lado de la oficina estaba lleno de gente bien trajeada saqueando las neveras de emparedados.
    Creo que yo era de los pocos que tenía un ratio del 50% entre comprar e ir al restaurante.
  • Hacerlo en la oficina: sí, había gente que traía la comida de casa y se la calentaba en la gigantesca cocina. Incluso vi a unos hacer comida al horno. ¡Al horno!
  • Ni una cosa ni la otra: había un par de personajes en mi equipo que nunca los vi comer. O bien estaban en ayunas o coincidía el momento en el que yo me iba a comprar algo para comer. Curioso porque mis horarios eran muy flexibles.

Luego hay otro caso, el mío, que cuando no iba a restaurante y compraba en supermercado subía otra vez y comía en la cocina. Después, como no, una infusión de rooibos 😉

Estas tres fotografías de a continuación son de una famosa calle de puestos ambulantes no muy lejos de la oficina. Como puedes ver está rebosante de gente.

Comida en la calle Londres

Comida en la calle Londres-2

Comida en la calle Londres-3

6 comentarios
  • Helena

    Pues sí que había gente. Increíble. Y esos puestos al aire libre, tendrían las condiciones higiénicas que exigen a los restaurantes ❓ . Lo dudo

  • Pau

    Jejeje en mi caso como en casa y siempre lo preparo yo… aunque también es mi oficina 😛

  • Oscar

    Yo cuando vivia en Barcelona, al trabajar en Barberà, comia en el trabajo, en la sala de reposo, teniamos horno microondas, neveras, … siempre lo llevaba de casa,bueno el 99% de las veces (cuestión de economía). Ahora en Francia es lo mismo, el 99.9€ de las veces me traigo la comida de casa que tiene dos ventajas, la primera lógicamente es la económica, la segunda es que me permite mejor controlar la cantidad y calidad de lo que como (ya sabes lo redondo que estoy)… eso si, cuando como nada de trabajar ni responder el teléfono solo mi tupper y yo…

    Si que hay gente, no? Menudo agobio… 🙁

Deja un comentario

*
*