Fotografiando mi primera boda

Si volvemos atrás en el tiempo hasta Julio, quizás te acuerdes que fotografié mi primera boda.

Ahora por fin puedo enseñarte las fotografías 🙂

Fue una experiencia positiva y muy enriquecedora. El mundo de las bodas es complicado y un pelín agotador.

A diferencia de un álbum de fotos convencional aquí debes encontrar un equilibrio entre cantidad y calidad. Incluso inclinando la balanza hacia la cantidad.

Tuve la suerte de poder disparar toda la boda con una Nikon D700. Una experiéncia fantástica viniendo de la Nikon D90. Me permitió hacer muchas fotografías que con la mía no habría podido hacer. Entre otras cosas me permitió disparar a ISO’s muy elevadas.

Por si esto fuera poco también tuve la oportunidad de usar el Nikkor 85mm f1.4, una joya. Creo que las mejores fotografías estuvieron hechas todas con este objetivo.

Focal fija, rápido y gran apertura ¿Qué más se puede pedir?

Resumiendo, aprendí mucho pero también me di cuenta que me falta mucho por aprender.

¿Qué te parecen?

35 comentarios

Deja un comentario

*
*