El saltamontes urbanita

Estaba yo en el sofá cuando de repente oigo un golpe en el cristal. Me giro para ver un saltamontes grande y majestuoso pegado al vidrio.

¿Qué se hace en estas situaciones?

Por supuesto coges el móvil para hacerle una sesión de fotos al modelo de cuatro patas. Desde arriba, desde abajo, con zoom, sin zoom…

Parece mentira que aún estando en plena ciudad se puedan encontrar estos animales de vez en cuando. Imagino que venía de un parque próximo, aunque uno tampoco lo pensaría viendo como los parques de por aquí tienen más piedra que verde.

Deja un comentario

*
*