El primer contacto con la pizza – Cerdeña

Antes de volar a la isla italiana busqué por internet que platos eran típicos del lugar.

Me sorprendió encontrar muchas cosas de carne así como ningún comentario acerca de las pizzas.

Por suerte, pudimos encontrar pizzas a lo largo de todo nuestro viaje. Creo que todos los días comí pizza (en comida, cena o merienda).

Que decir, ni punto de comparación con lo que se sirve aquí. Que massa, que ingredientes, que sabor…

Para empezar creo que en la mayoría de sitios se hace con fuego de leña y bueno.. no se que más les harán pero eran exquisitas.

Me atrevería a decir que compiten en sabor y massa con las pizzas de pepperoni de Nueva York. Son diferentes sí, ambas buenísimas 🙂

Además, el precio era (en algunos casos) ridículamente bajo (porción de pizza enorme por 1€).

Estábamos en Oristano y a eso de las cinco de la tarde ya nos moríamos de hambre (bueno es que yo estuve muriendo de hambre a todas horas, todo el viaje).

Resulta que es de lo más común comprar una porción de pizza “cerrada” y llevártela. Es como una pizza de forma más o menos cuadrada que ponen doblada para que puedas cogerla de ambos lados sin mancharte o que se caiga el relleno.

Ambos trozos, 5,5€ 😉

9 comentarios
  • Non-stop Violence!

    Las dos primeras fotos me han recordado mucho a las ciudades catalanas xD
    Que suerte, eso de comer pizza y que este tan buena. Yo cuando fui a Roma, las pizzas eran de todo, menos… especiales. Roma entera es demasiado turistica.. :bad:

  • Jcarlossoto

    Joder Quicoto, que hambre me has dado… como echo de menos esas pizzas-desayuno de Roma… puf!!

  • Jordi

    Hola,

    de fotos me quedo con la tercera, cuarta y quinta..
    la tercera es muy auténtica y las otras me gusta la historia que narran cada una de ellas.

    En cuanto a pizza, si la verdad que Italia es otro mundo. no se Cerdeña (no he estado) pero en mi visita a Nápoles si que las recuerdo como algo especial. Masa superfina, SIEMPRE horno de leña, y como tu dices una pizza enorme con sólo tomate y unas pocas hierbas por un euro!!! (pena que a mi no me guste el tomate je je) de hecho hasta hay un sello “Vera pizza napolitana” que controla el origen de los ingredientes, el tamaño/grosor de la base, el que se de horno de leña, la temperatura del mismo, el tiempo de cocción… para asegurar que es una auténtica pizza napolitana. Y cuando en un bar veías la placa en la puerta podías estar seguro de que ibas a disfrutar la pizza. dios que recuerdos….
    esta noche haré presión para cenar pizza, ja ja ja

    p.d. la de esta noche la haré yo, pero debajo de casa hay una pizzería napolitana de un tipo que es de nápoles y que están casi tan buenas como las de allí.

  • dreamflow

    Hola Ricard, creo recordar que la primera entrada sobre tu viaje a la isleta italiana ya comenté algo… pero me recuerdan sumamente a nuestra arquitectura (catalana), la primera foto casi pienso que está sacada donde nací (Vic)… espero que en vivo si notaras que estabas en otro sitio, ya que por fotos es sumamente iguales. Recomiendas ir?

    A parte de eso, veo que te pusiste como el Quico a pizza 😀

    • quicoto

      No me pesé pero estoy convencido que gané “peso” por no decir michelines. Cada día pasta o pizza… 😀

      Pues… sí que es muy parecido como comentámos. ¿ Recomiendo? Por supuesto. No por la diferencia cultural avismal (para eso hay que irse a otros países) pero sí por la gastronomía. Aunque obviamente hay diferencias culturales es todo bastante mediterráneo (como has visto en las fotos).

      Quizás deba escribir un post con la recomendación con más detalle 😛

Deja un comentario

*
*