Día soleado por la capital de Corea del Sur

Estoy descubriendo el encanto de dejar reposar las fotografías en mi disco duro. Dejarlas marinar, como dejarías marinar el kimchi.

Leí en una entrevista a un fotógrafo que este, cuyo nombre no recuerdo, hacía exactamente esto. Sus fotografías reposaban como mínimo un año antes de ser reveladas (digital o analógicamente).

¿Por qué?

Este fotógrafo quería despegarse emocionalmente de sus fotografías. Una fotografía que para ti fue especial puede que realmente no sea interesante. Quizás para ti tiene un significado que no se ve reflejado en la instantánea. Quizás ese día te encontraste con alguien, comiste algo fabuloso o te sientes realmente orgulloso de como conseguiste esa foto. Puede que si te despegas de ese sentimentalismo luego hagas un filtrado más objetivo del material.

¿Has seguido alguna vez este proceso? Quizás de manera inconsciente como yo, que me abruma el procesar las decenas de fotografías con las que vuelvo después de un viaje así y por ende las dejo ahí hasta que me decido a ponerle remedio

Seúl

Aquí va un paseo por la bulliciosa capital de Corea del Sur, Seúl. Ha sido genial después de 9 meses del Viaje a Corea del Sur 2019 reencontrarme con estos momentos.

Que tenga un genial día.

6 comentarios

Deja una respuesta

*
*