Día 4 – El maldito metro de Nueva York

Parece mentira que Nueva York tenga uno de los peores metros del mundo.

En estos cuatro días que llevamos en la super capital estadounidense nos hemos quedado estupefactos con la ineficacia del servicio.

Lo que aquí nos parece de lo más normal: paneles luminosos con tiempo, megafonía con avisos… Aquí es inexistente.

Todos los cambios de recorrido  o incidencias con papelitos en las paredes.

Trenes que tardan 45 minutos en llegar siendo tan solo las once de la noche.

Interrupción del servicio en 3 lineas, por la cara, a las ocho de la tarde en un día laborable.

Luego, para coger un taxi que nos hace la vuelta al ruedo para timarnos y luego nos quiere timar con el cambio.

New York, New York… ya veo por donde vas.

Deja un comentario

*
*