Corn dog: el perrito caliente rebozado

Otro grandísimo ejemplo de la cultura del perrito caliente en Estados Unidos.

Imagínate que estaba yo paseando por los embarcaderos de San Francisco cuando vi un puesto de corn dog y demás perritos.

Inmediatamente un flash vino a mi mente, lo había visto en series y películas pero… ¿qué era? ¿de qué estaba hecho?

Sin miedo a la muerte pedí uno, pagué mis 4,5$ y la chica me dijo que estaría en un par de minutos.

¿No estaba hecho? ¿Por qué? Estaban ahí expuestos, todos pinchados y rebozados.

Al parecer te lo fríen en cuanto lo pides.

Tras esperar con ansias esos interminables minutos me lo entregó para que yo le pusiera la guarnición de salsas y cebolla al gusto.

Vale, vale, pero ¿qué es exactamente esta abominación culinaria?

El corn dog es algo tan simple como un perrito caliente pinchado en un palo recubierto de pan de maíz (o algo parecido hecho con harina de maíz).
Además está caliente, muy caliente, pues acaba de salir de la freidora.

¿Con cuál te quedas?

Estaba bueno, una textura interesante, nueva, diferente. Aún así creo que me quedo con el perrito tradicional (como el que probé en Nueva York), el que este esté frito es quizás demasiado.

¿Conocías los corn dog?

corn-dog-perrito-caliente-frito

13 comentarios

Deja un comentario

*
*