Bienvenidos a Nueva York, 2023


Nos levantamos pronto para coger el tren, un tren de más de 4 horas desde Boston hasta la isla de Manhattan, en el pleno centro de Nueva York (Penn Station).

Antes de eso, por supuesto, un buen desayuno. No tan poderoso como los otros días en Boston (me faltan unos cuántos desayunos para enseñarte) pero cumplió muy bien.
Para mi un “grilled cheese sandwich”. A mi que no me gusta el queso fuera de la pizza o hamburguesas, me pareció fascinante. Para beber en el tren chocolate calentito.

El tren se hizo largo, no te voy a mentir. El precio fueron 93$ ida y vuelta, por persona (si lo piensas, siendo Estados Unidos y un trayecto tan largo, no me parece nada caro. El AVE en España suele costar más). Otro dato curioso, a diferencia de los trenes de larga distancia en España, en este tren de USA no te asignan asiento. Entras y te pones en uno libre de la clase que has comprado. En Japón también lo tienen y en mi viaje de Abril (2023) solo usé asiento de este tipo una vez. Todo el resto siempre numerado.

Llegamos a la gran manzana y es imposible no quedarse boquiabierto por la diferencia. En cuánto pueda enseñarte más cosas de Boston te darás cuenta que son como la noche y el día. Boston tiene un aire muy europeo, Nueva York… Bueno, es Nueva York.

Estábamos hambrientos así que paramos en la famosa pizzería al lado de Penn Station. La visité hace años y sigue siendo buenísima. Porciones grandes y deliciosas.

Al acabar y con gasolina en el tanque fuimos directamente al hotel. ¡Dejamos maletas y a explorar la gran manzana!


2 comentarios
Helena

Si, aquesta nena sola no em sembla gaire bona idea 😥

Deja tu comentario
*
*