Bicis, bicis y más bicis – Amsterdam

Me quedo corto si digo que esa gente está loca. Conducen sus bicicletas como locos homicidas. Parece que estés cometiendo un crímen si te sales de sus diminutas aceras y te interpones ligeramente en su camino.

Si vas a Amsterdam te sorprenderá la cantidad de bicis que hay. Como en Copenhague, es un medio de transporte muy habitual y rápido. Lo que no quita que sigan estando locos.

Las hay de todos tamaños, colores y adornos. Aunque lo más curioso es el sistema de frenos. Resulta que algunos de ellos tienen unas bicicletas que no disponen del típico freno en el manillar. Según parece frenan moviendo los pedales hacia atrás.

¿Y eso para qué?

¡Muy simple! Les permite hablar por el móvil, comer helado o hacer cualquier cosa imaginable que no requiera tener las manos en el manillar. En serio, una locura.

Ah, y lo mejor que es que no es obligatorio llevar caso. Incluso para las motocicletas, las cuales también pueden circular por el carril bici 😉

14 comentarios

Deja un comentario

*
*