Análisis: Canon Pixma MG6450

impresosa canon pixma MG6450

La gente de Canon me ofreció probar la impresora Pixma MG6450. No dudé ni un segundo así que aquí va mi opinión de esta máquina de imprimir.

¿Qué hace esta impresora?

¿Cuáles son las principales características para plantearte este tipo de impresora?

La Pixma MG6450 es una todo-en-uno. Es decir una impresora, escáner y fotocopiadora que además puede ser controlada via Wifi.

A priori lo más interesante es el uso Wifi, no? Si has tocado impresoras sabrás lo tedioso, aburrido y cansino que es imprimir documentos estando en una red local (sea en casa o en la oficina). La mayoría cuesta de instalar, da problemas desde dependiendo de si estás en Mac o Windows, etc.

Y aunque el eso parece que sea su punto fuerte, para las pruebas que hice no usé el Wifi, más adelante te cuento porqué.

Canon Pixma MG6450-3

Fácil de instalar pero no tan fácil de configurar

Me ha sorprendido mucho la facilidad de instalación. Con un sencillo trípico te explica como poner los cartuchos, conectarla a la corriente y darle al botón “encender”.

Así de fácil. Ella sola se configurará y te guiará para realizar los ajustes preliminares (imprimir y escanear una hoja de prueba).

Ahora bien, lo que no me resultó tan fácil fue imprimir fotografías a través del Wifi.

¿Qué hice?

  1. Puse la clave wifi de mi router en la impresora.
  2. Intenté instalar el CD que venía con ella
  3. Navegué por los menús de la impresosa en su pantalla LCD y no encontré opción de como imprimir desde mi ordenador.

Sin duda la culpa es mía pues la impresora es capaz de hacerlo pero para mi uso (imprimir fotografías) vi que era muchísimo más fácil y rápido usar una tarjeta de memoria.

  1. Cargué la tarjeta de memoria con fotos desde mi ordenador.
  2. Puse la tarjeta en la ranura de la impresora.
  3. Usé la pantalla LCD de la impresora para navegar por las fotografías e imprimir las de mi elección.

Canon Pixma MG6450-2

45 segundos por fotografía

Con un papel de 10×15 la impresora tardó tan solo 45 segundos en sacar la fotografía. Bastante impresionante teniendo en cuenta la calidad y el nivel de detalle que consigue imprimir. Una calidad que por cierto no se aprecia en las fotografías que he hecho de las fotografías impresas 😉

El proceso de impresión es super sencillo y está muy bien explicado. Su pantalla LCD es fantástica pues te va diciendo si has hecho algo mal: ¿Has abierto la tapa para que salgan las fotografías? ¿Has colocado bien el papel?

Antes de imprimir te da la opción de elegir el tamaño de papel que vas a utilizar y que tipo (brillo, mate…). Los tipos son obviamente tipos de la marca Canon: Pro Premium, Brillo II… aunque también tiene el típico “normal”.

Canon Pixma MG6450-4

Calidad de impresión

He quedado muy sorprendido con la calidad y detalle que consigue la Canon Pixma MG6450. Una calidad similar o igual a la que te esperarías de una tienda especializada o una imprenta (al menos a mis ojos).

Pero, siempre hay un pero, nunca te quedará igual que como lo ves en tu ordenador. Hay dos problemas que apreciarás al segundo que la fotografía salga por la impresora:

  1. La fotografía se ha recortado por algún lado para ajustarse al tamaño del papel
  2. Los colores, contrastes, tonos y blancos y negros son bastante diferentes.

Permíteme que elabore un poco más cada punto.

1) Es obvio que si mis fotografías tienen una proporción diferente a las del papel tengas que recortarlas para que no se deformen. Lo que no está tan claro es como puedes configurar la impresora para decidir lo que quieres hacer.

¿Puedo imprimir la fotografía a aspecto original y agregar bordes blancos o negros?

¿Puedo decidir por que lados quiero recortar la fotografía para perder las partes menos importantes?

Por ejemplo: en fotografías donde había bastante aire por los lados se aprecia menos, pero en retratos donde la cabeza ya estaba algo cortada por el pelo… al imprimirla queda totalmente inservible.

Actualización 17-12-2013: para forzar el mismo aspecto, es decir, para que no recorte nada debemos seleccionar “imprimir con bordes”. Esto lo que hará es imprimir bordes blancos al rededor de la fotografía para que salga completa.

2) Sobre los colores, es algo que cuando lo estudié en el curso de fotografía decidí que sería un mundo oscuro en el cual no querría entrar.

¿Has usado una paleta de colores para hacer tu fotografía?

¿Has calibrado el monitor recientemente?

¿Has exportado tu archivo con la correcta información de color?

¿Has seleccionado un perfil de impresión acorde con la impresora y el papel?

En mis pruebas, imprimiendo la misma fotografía en dos papeles distintos se aprecian tonos diferentes. Un blanco y negro es más azulado cuando el otro es más sepia.

En realidad puede que ninguno de los dos esté bien y si miras solo una fotografía puede que pienses: no está mal. El problema es que si las comparas te das cuenta de que la impresora no ha sido capaz de plasmar los tonos como tu querías.

Como digo, quizás sea un problema de ambos lados: impresora y fotógrafo.

Canon Pixma MG6450-5

Conclusión

En mi opinión esta impresora es genial, salvo los típicos problemas de recortes y colores. Unos problemas que tendrás en la mayoría de impresoras caseras. No tengo el conocimiento ni el espíritu para intentar investigar como conseguir una impresión 100% fiel.

La única vez que conseguí imprimir algo en condiciones fue en el instituto de fotografía usando un plotter (estas impresoras gigantes) siguiendo las indicaciones de perfiles de color aconsejados por el profesor.

El modelo en cuestión, la Canon Pixma MG6450, la puedes encontrar por unos 130€. No me parece nada descabellado teniendo el cuenta lo que te puede costar imprimir, por ejemplo, desde Apple.

Así que, antes de nada tienes que hacerte algunas preguntas para poder decidir cuál es el tipo de impresora ideal para ti.

¿Para qué la quiero?

¿Qué uso voy a darle?

¿Cuánto quiero gastarme?

Canon Pixma MG6450

13 comentarios
  • Oscar

    yo calibre mi pantalla hace tiempo, no uso una pantalla normal, uno una tele Samnsug, no se si es mejor o peor, pero mis impresiones con mi impresora (Canon también) son iguales o muy muy muy parecidas a lo que veo en pantalla. Cuando mando imprimir las telas (holalienzo o bonjourtoile) tampoco tengo problema. Mando la foto tratada e indicando el espacio de color que he usado.

    Pues si que tienen buena pinta segun dices, creo que lo de los colores calibrando tu pantalla se solucionaria. para lo del recorte, es raro, yo nunca he tenido problemas

    • Ricard Torres

      ¡Interesante!

      El problema es que tengo que comprarme el aparato para calibrar y por lo poco que imprimo… Sí vale, también mejoraría la precisión en versión digital pero… ¿Tu aparatejo cuánto te costó?

      Sobre el recorte… Pues será que tus imágenes tienen la misma proporción que el papel, no? ¿Qué proporción tienes configurada en tu cámara?

      Con la Fuji X100 estoy usando el 3:2 que son 4288×2848 y como comentaba con el 10×15 o 13×18 se me corta la imagen.

      • Oscar

        Lo calibré sin aparato, con una escala de grises y paciencia, mucha paciencia. Pero esos aparatos se pueden alquilar o alguien te lo podrá prestar, ¿digo yo?
        Me deja margenes blancos cuando imprimo, pero no me corta la imagen si no se lo indico

      • Ricard Torres

        Lo de los margenes blancos sí es interesante. Rebusqué y rebusqué entre la configuración y no encontré nada sobre eso.

        Igual miro cuanto cuesta alquilar un calibrador.

      • Ricard Torres

        Oscar, mi padre ha descubierto que hay una opción que te permite imprimir con márgenes blancos para evitar justamente el problema que explicaba en el post.

        Lo he editado para dejar claro que sí se puede 🙂

  • Javier I. Sampedro

    Interesante opción a tener en cuenta, puesto que igual de aquí a unos meses tengo pensando comprarme una impresora y el tema de las fotos le vendría bien a mi novia a que a veces necesitar ayudar a su sobrina con algunas cosas para el cole. Así se evitaría ir a la tienda de revelado para hacer una o dos fotos.

    La relación calidad /precio la veo buena, otra cosa que hay que ver y luego es donde los fabricantes ganan más: los cartuchos. Está claro que hay que saber seleccionar las fotos que vayamos a imprimir y si quisiéramos imprimir más volumen pues nos sale más a cuentas en una tienda de revelado, tú seguro tendrás más experiencia.

    Y si te dejasen quedarte con ellas, ya tendrías los Reyes por adelantado 😀

    Un saludo.

    • Ricard Torres

      Buen punto el tema del precio de la recarga, no estoy seguro de cuánto costará. No suele ser barato. Es más, hay tiendas que te dan cartuchos de imitación (que funcionan perfectamente) a un menor precio.

      La verdad es que no imprimo tanto como para comprarme una pero sí, no le haría un feo si me la regalasen 😉

      • Oscar

        Hablando de los cartuchos d ‘imitación’ yo los llevo a recargar, y por el momento cap problema, salvo el resetear el contador de la impresora para que imprima una vez recargados

      • Javier I. Sampedro

        Hay veces que te pones a hacer cuentas y casi que por el precio de los 4 cartuchos que lleva la impresora te sale a cuentas comprar una nueva, jaja. Sino, usar de los reciclados como comenta Oscar. Incluso en la oficina, después de que se nos haya gastado el toner de marca, compramos de los reciclados y hasta ahora no hemos tenido problema, y la pasta que te ahorras.

  • Alex

    @_@ calibración, paleta de colores! Definitivamente hago bien en ir por ahora a un estudio de impresión xD de paso que me desconecto un rato del ordenador.

    Saludos.

  • Jesus

    Buena review:

    Quería hacerte una pregunta. Hasta ahora imprimía con una impresora HP pero han dejado de fabricar el papel mate fotográfico, y el papel de brillo no da ni la misma calidad ni los mismos colores.
    He leido que al usar papel de brillo tengo que esperar 24 horas a que se estabilice el color. Pero nada de nada, en el papel mate los negros son negros, y en el papel brillo los negros son verdosos.
    Me encantaba este papel mate, porque lo que veía en pantalla es lo que salía en el papel, pero además mejorado. Para fotografías antiguas era una verdadera pasada porque te ahorraba muchos dolores de cabeza, así que no entiendo el movimiento de HP de quitar del mercado ese papel, y más comparado con la mierda de calidad que tiene el de brillo.

    Así que con este problema que tengo, estoy decidido a dar el salto a una impresora que tenga papel fotográfico mate, y hasta ahora la que más me convence es esta impresora. Me gustaría saber si has tenido la oportunidad de usar papel de brillo y papel con acabado mate, y que me digas si has encontrado gran diferencia entre ellos y si ocurre lo mismo que en mi impresora HP.

    Estoy cansado de que cada papel e impresora impriman de una manera diferente.

    • Ricard Torres

      Buenas Jesus,

      Lo de los papeles también es otro mundo, como bien comentas.

      Desgraciadamente solo pude probar 3 variantes de papel, todas ellas brillantes. Ninguna de las cuales se asemejó totalmente a la fotografía en el ordenador.

Deja un comentario

*
*