Aeropuerto Munich

En el vuelo de ida acabé corriendo por la terminal. Incluso habían cerrado la puerta de embarque.

El chico del mostrador, perdonándome la vida, llamó y me dejaron pasar.

Después resultó que aún estuvimos media hora esperando en la pista.

Sea como sea, a la vuelta no me la jugué. Llegué con tiempo suficiente.

Como dato curioso no me pidieron ver ninguna identificación ni en los controles, ni para subir al avión. Podría haber sido otra persona con mi billete quien hubiera volado ese día.

Estas son las fotos del rato que estuve esperando en el aeropuerto 😉

¿Alguna vez has perdido un vuelo por llegar tarde?

12 comentarios
  • Alberto A

    Buenos soleados dias, por fin;

    Empiezo por la foto del pasillo del aeropuerto de Munich, mandaste a la gente que se fuera por las pistas, o dijiste que ibas hacer un reportaje para alguna revista, te dejaron el corredor para ti sólo.
    la primera es una pasada y la del refresco esperando a su primo de U.S.a., el pepsi se vé ya desesperado.

    A.A.

  • Helena

    Me encanta la primera.

  • Reme

    Nunca me ha pasado, pero ha de ser un trance. Tan solo una vez, en el aeropuerto de Charles De Gaulle, cuando saliamos del avión para recoger las maletas, cerraron la puerta y Adrián se quedo tras ella… ni te cuento los nervios que pasé o sea que me imagino que lo tuvistes que pasar mal.
    Las fotos preciosas y da la sensación de que estabas solo ante el peligro

  • Pau

    Un vuelo nunca, un tren sí 🙁

  • Nuria

    A mi no me ha pasado pero a mi padre si, cuando trabajaba en los EEUU. Como pagaba la empresa, billete nuevo y arreglado 😉
    El año pasado hice cambio de avion en Munich y este año repetimos aeropuerto.
    Las fotos, como siempre, muy chulas.
    Petons !!

    • quicoto

      ¡Esa sí que es una solución fácil! 😉

      Curioso que hagas el cambio allí. No me pareció especialmente grande (importante?) veo que estaba equivocado 🙂

      Una abraçada

  • dreamflow

    La última foto con la coca-cola y ese procesado en B&W es espectacular e hipnotizante… me encanta.

Deja un comentario

*
*