A Week in Barcelona 143

Estas dos últimas semanas han sido muy tranquilas. La rutina habitual vamos, trabajar, algo de coreano y fin de semana entrenando a tope.

El calor de Barcelona empieza a ser molesto. Por la calle, al salir de trabajar, hace bochorno. En el metro, cuando se llena de gente, el aire acondicionado parece inexistente. Y el problema es que no puedo ir ya más ligero de ropa. Hace mucho que llevo pantalón corto y manga corta para ir a trabajar, no se que haré cuando haga aún más calor. Soy un animal de primavera u otoño, y si tuviera que elegir entre mucho frío o mucho calor… invierno.

Como noticia curiosa este pasado fin de semana y después de más de varios meses entrenando, mis alumnos hicieron su primer examen de Haidong Gumdo. Contento por ver el progreso e ilusionado por ver a dónde puede llegar todo esto. Promete.

Por otro lado sigo, aunque poco a poco, mirando cosas para el viaje a Corea del Sur. A menos de un mes y está muy verde. Habrá que improvisar algunas cosas al llegar allí, algo que un poco impropio de mí. Ya me conoces, me gusta tener atados los detalles para evitar problemas. No dudo que será una aventura.

Metro Barcelona

Oficinas Barcelona

10 comentarios

Deja un comentario

*
*